1 juliol 2018

CRÒNICA DEL 30 DE JUNY 2018

SORTIDA A RAJADELL

La sortida setmanal d’aquest dissabte ens va dur fins a Rajadell, localitat de la comarca del Bagès. Dia asoleiat per realitzar una bona jornada de ciclisme. La sortida començava amb l’ascensió del coll d’Estenalles ens els primers kilómetres de la sortida. Després de coronar el coll descens fins al trancall de Mura primera reagrupaciò, per dirigir-nos cap a Manresa transitant per Rocafort, Sant Vicenç de Castellet, segon punt de reagrupament. Un cop feta la transició per Manresa ens vam dirigir cap a Sant Joan de Vilatorrada, les torres de Fals, Fonollosa per arribar a Rajatdell i  esmorzar a cal Miliu.

Després de recuperar forces havíem de desfer el camí fet fins ara. Arrenquem direcció a Manresa per buscar la carretera direcció a Terrassa. Tornada rapidíssima amb bon ritme  proporcionat per la bona feina feta pel nostre company Siscu, tirant del grup fins ariibar a Castellbell i el Vilar, tocava reagruparse. Des d’aquí possavem camí cap a Terrassa, circulant per Vacarises i Viladecavalls, i d’aquí cap a Sabadell uns, Matadepera i Castellar del Vallès uns altres. Total 143 km a una mitja de 24km/h. Gran dia de ciclisme.

EMILI RUSEELL, membre del Grup A


SORTIDA ALS TRES PORTS
No dejemos que la rutina diaria nos roben la paz.
Somos más que nuestras historias y las cosas que nos rodean. No hemos de salir del centro de paz que vamos consiguiendo. Despierta!,  sientes el cosquilleo de la vida, esa energía que eres. Tú eres el dueño, tienes en tí y a tu alrededor todo lo necesario para este viaje, para llegar a tu destino y para viajar feliz. Lo único que realmente existe es el momento presente, el ahora. El ahora ha creado nuestra historia en la etapa de hoy. Hemos sido presencia, aceptando el sufrimiento como parte de la exigente etapa que hemos realizado. Los pensamientos nos han servido para fines útiles, destinados a la acción, y con ellos hemos ascendido la serpenteante carretera que nos lleva a donde el aire es más puro, donde pensar es inútil y debemos callar nuestra mente para acoger en ella los espacios silenciosos del parc natural del Montseny.
CollFormic se antoja familiar ya que lo hemos visitado varias veces, pero siempre con respeto. Como ese respeto que tenían a Vito Corleone, cuando los italianos pensaban que el mundo es tan duro, que necesitaban a un padrino.
Y cuando hemos coronado su cumbre, besamos el anillo de don Corleone, como en la película, agradeciendo lo que nos dá.
Seva, Tona han colocado un punto de inflexión para desentumecer las piernas, mientras esperabamos la ascensión de la pullosa, que ha sido después de un merecido almuerzo.
Se ha ascendido sin prisa pero sin pausa, como queriendo llegar pronto a Navarcles, y así ha sido.
El silbeo del aire, era el sonido que surgía del pelotón, como si su lenguaje fuese ése.
Las curvas se trazaban vertiginosas, y en las rectas, una hilera en formación marchaba a un paso marcial.
La llegada a Navarcles, siempre o casi siempre, te crea una sensación agridulce, una sensación no merecedora del encantador pueblo en sí, sino del inicio de la segunda parte de el padrino, en este caso, interpretada por Al Pacino.
Conoces cada metro del pueblo mejor que tu barrio, conoces en cada curva lo que se avecina.
Tu cuerpo intenta amoldarse en tu bicicleta, sabiendo que es una ascensión larga.
El calor nos acompaña, y hace su presencia en forma de gotas de sudor que van cayendo en el manillar. Intentas secarte la frente, pero es inútil, la subida reclama tu asir en el manillar.
Vemos otros ciclistas y nos reconfortamos al saber que no somos los únicos locos que subimos estenalles a 35°, al mediodía y con la pregunta de que hago yo aquí, en medio de la nada.
Pero cuando encaramos la última curva a derechas, y vemos la larga recta que nos hace llegar a su cima, nos damos cuenta que somos más que nuestras historias, y una paz nos invade cuando leemos coll d’estenalles.
No es el más largo, ni el que más porcentaje tiene, pero es el que nos causa más cosquilleo al coronarlo.
Una bajada rápida nos acerca  Sabadell, donde hemos dejado la rutina diaria.
Despierta!, a que sientes el cosquilleo de la vida,
esa energía que aparta la rutina y crea vivencias?
Están dentro de tí.
Sácalas para llegar a tu destino!
XAVIER VERGARA,menbre del Grup B