2 octubre 2018

CRÒNICA SORTIDA 26

CRÒNICA DEL 29 DE SETEMBRE 2018

GRUP A a L´ Estany

L’ESTANY

Etapón de media montaña la de hoy que puede llegar a sorprender a los que no se conocen el terreno (1.500 metros de desnivel acumulado positivo en 110 kilómetros).

La etapa se ha divido en 2 partes:

– La ida hasta el almuerzo donde la carretera sólo hacía que subir. Donde nos ha puesto a cada uno en su sitio. Donde se ha podido ver la diferencia entre los jubilaos que inundan las carreteras entre semana, y los currantes que tocan la bici sólo los sábados…

– Y la vuelta; donde hay que tener mucha destreza para no perder comba y quedarse descolgado en la bajada continua.

Por cierto, en un tramo de la vuelta hemos puesto en práctica lo que se conoce en argot ciclista como el autobús. Los que más galones tienen en la grupeta han echado el ancla, y hemos disfrutado todos de unos kilómetros en paz y armonía, que a decir verdad, a veces se agradece…no siempre hay que ir con el machete.

En fin, hemos vuelto a disfrutar de lo que más nos gusta.

FUERZA y PEDALES!!!
JAVIER MONERRIS, Membre del Grup A

GRUP B a Castellbell i el Vilar
Siempre tratamos de llegar a algún lado. Siempre dejamos para después el ser felices. Siempre con prisa, para llegar a ninguna parte.
Un par de pasos adelante y muchos para atrás. Siempre insatisfechos, cansados.
No hemos de pensar tanto, no esperemos tanto, no nos exijamos tanto.
Celebremos la vida en todas sus formas, aceptemos todo como es.
Abandonemos la lucha por ser lo que no podemos, por lograr más y más. Para y disfruta.
Saboreemos los momentos.
Deja a la vida ser la vida.
Atrévete con la incertidumbre de ir descubriendo las respuestas por el camino, un camino incierto, pero tuyo. Un camino abierto. Haz cada día lo mejor que puedas.
Etapa la de hoy, a priori, corta en kilometraje, pero con bruscas ascensiones como el Sifó, Rocafort y la Farinera, con algún tramo del 18%.
Como es habitual en éstos días, ya se nota el frescor matutino. Puntuales a la cita, nos reunimos en el punto de salida.
Con las luces parpadeantes, hilamos en fila hacia la salida de Sabadell buscando el cruce de Castellar, Can Font, Castellar y Sant Llorenç Savall,  punto de parada para reagruparnos.
Las bicicletas, como si ya se supiesen el camino, puesto que esta zona es muy frecuentada, ponemos rumbo hacia el kilómetro 28 y el famoso Sifó.
Una curva a izquierdas inicia una bajada digna de un parque de atracciones, ya que de seguida se adquiere una elevada velocidad que acaba pasado un puente, y lo que se ha bajado, se ha de recuperar de nuevo en dirección a Mura, que seguidamente, otra bajada nos recuerda el porcentaje que tendremos que volver a recuperar en Rocafort, donde ya sí, en una larga bajada más tendida, nos llevará a Castellbell i el Vilar, donde ahí estará la parada para el almuerzo.
Un agradable lugar.
Después del ágape, nos dirigimos hacia la autovía de Manresa, lugar complicado para la práctica del ciclismo  ya que circulan bastantes coches y hay un ínfimo arcén.
Se solventa cuando nos desviamos en dirección Marganell, buscando Vacarisses.
Una carretera local bastante menos transitada. Lugar idílico para el ciclismo.
Pero un desvío a izquierdas nos hace cambiar, buscando piñones más grandes.
La primera rampa, en la frente, La Farinera.
El ancho de carretera ya indica que está muy poco transitada, pero con un buen asfalto.
Pareciese como una clásica, donde abundan los muros, alguno del 18%.
Llegando a la plaza de Rellinars, donde ya sí, los últimos kms, nos llevarán no sin esfuerzo, a la cima del Obac.
Una larga bajada y avistamos Terrassa. Desvío por la ronda, y Sabadell.
Tratamos de llegar a algún lado, con una sonrisa y sin prisas.
Sin pensar, nos reunimos en una terraza y celebramos el santo de nuestro compañero Miquel.
De esta forma aceptamos la vida, tal y como es. Dejando a un lado las prisas y saboreando los momentos.
Dejemos a la vida que fluya por nosotros y descubramos la felicidad por los caminos que nos llevan de un lado a otro.
XAVIER VERGARA, Membre del Grup B